lunes, 15 de diciembre de 2008

Medicina futbolera

Capítulo 5: Medicina futbolera

Hoy por fin he hecho algo más de provecho que estos últimos días, me he levantado a las once(que ya es madrugar para un parado y ateo en el día del señor) y me he ido a jugar al fútbol, ese deporte de contacto el que poca gente tiene tacto y que apenas he mencionado en este blog.

Lo jodido es jugar al fútbol a medias como lo he hecho hoy, con a medias no refiero a jugar con dos patas en vez de con tres como lo suelo hacer habitualmente o ya que estamos con símiles sexuales no llegar a meterla(la pelota), sino que hace poco tuve una mini operación en la cual pues me quitaron dos lunares, o como lo llaman los médicos nevus.

Una operación de ese estilo es curiosa, porque como no te anestesian pues puedes estar de cachondeo con el personal médico y entonces saber, que te están urgando con un bisturí y que te están sacando un nevus con un vaciamelones, pero tu estar la mar de contento te hace pensar que eres gilipollas o un playmobil.

Lo malo puede llegar si, como en mi caso la enfermera esta buena, entonces solo estas deseando ponerte boca abajo en la camilla.

Después de la operación de nevus la enfermera, esa a la cual no me hubiera importado tirarme, me comento que me tenía que poner apósitos, a lo cual le conteste:

-¿valen tiritas?

-No, no es lo mismo Me sorprendió mas que no lo mirara en el vademecum a que me hiciera esa enorme revelación que una tirita y un aposito no es lo mismo.

En fin que tampoco quise discutir porque estaba buena y tenía instrumental medico cerca y no era momento de montar un follón, y montar un follón con follar un montón.......no compagina.

Total que después de que estuve jugando a los médicos (o eso me hubiera gustado) me volví para mi casa con media espalda cosida, claro que ya que me iba a dejar cicatriz la costura le pregunte si podía poner mi nombre en chino que esta muy de moda.

Volviendo al fútbol y a mi partido de esta mañana, jugar con puntos pues molar no mola pero tiene su lado bueno. Tu haces una cagada y claro ahí tienes a tu equipo mirandote con mala cara y entonces tu dices:

- ya, si teneis razón la he cagado pero es que los puntos..... y automaticamente te vienen todos y te dicen:

-bueno¿pero tu estas bien? y problema resuelto, si quisieras con esa excusa te darían su casa, su coche y hasta a su pareja.

Lo peor de todo es que cuando he llegado a casa he descubierto que entre el acido intradermico (sudor para la gente de la calle, los demás lo llamamos así)y el apósito-tirita se me había formado una reación química de la leche y ha salido todo por los aires, vamos que la he liado parda.

Realmente me ha salido un sarpullido pero nada serio pero me he visto obligado en contra de mi voluntad a tirarme toda la tarde tirado en el sofá, pero es que me lo ha recetado google(leed el capitulo 3 para pillar esto último mejor, así os obligo un poquito a leer mi blog jejeje sorry).

En fin por hoy ya no os molesto mas os espero mañana esperando como siempre mejorar lo presente.

1 comentario:

vss dijo...

Hola,
Gracias por pasarte por HIstorias y Palabras.
Verdaderamente para mi es un fastidio salir de compras por estas fechas. A la gente le sube el colesterol y a mi el estres...si se puede medir por cifras...Ja ja
Bueno chaval!! Pásate cuando kieras, serás siempre bienvenido.
Chaooo

Publicar un comentario